Showing posts tagged with: entrevista
ideable-kwido-onda-vasca

Hablamos sobre nuestros proyectos con Juan de la Herrán en su programa de Onda Vasca

Sala de prensa / 03.04.2019

El pasado sábado, 16 de marzo estuvo Iñaki Bartolomé, CEO de Ideable, en el programa «Desconozco que desconozco» de Juan de la Herrán en Onda Vasca. Compartimos espacio con Javier Pereira, de JPMTecno , y pudimos hablar de multitud de asuntos relacionados con la tecnología. Explicamos cómo nació Ideable, y posteriormente Kwido, y por qué nos hemos especializado en el desarrollo de software y apps en el ámbito social. También hablamos sobre Silver Economy, sobre la situación actual de nuestros mayores, y las soluciones que desarrollamos para mejorar su calidad de vida. Explicamos los proyectos de realidad virtual y aumentada en que estamos trabajando, y dimos una pincelada a los oyentes de las próximas novedades sobre estimulación cognitiva que estamos a punto de lanzar al mercado.

Os dejamos con una transcripción de la entrevista. También podéis escuchar el audio directamente: www.ondavasca.com/#/audios/kwido-by-ideable-solutions

Juan de la Herran: Iñaki, explícanos quién eres y qué hacéis.

Iñaki Bartolomé: Arratsalde on. Soy Iñaki Bartolomé, y soy CEO de Ideable, que es una empresa de desarrollo web y móvil, de aplicaciones en la nube, de IoT, nacida aquí en Bilbao. Aunque es cierto que hay mucha gente que nos conoce más por la división que trabaja en tecnología para mayores, dentro de Ideable, que se llama Kwido.

Juan: Yo siempre pensaba en Ideable como una empresa pequeña de software, pero cuando os estuve visitando dije: “pedazo de empresa”. Cuesta hoy en día encontrar empresas así; al final hoy en día todas han ido quitando gente, o fusionándose, integrándose en otras. Pero, ¿qué es Ideable?

Iñaki: Tenemos dos patas. Ideable nació y sigue siendo una empresa que hace realidad proyectos relacionados con tecnología, y en esa línea seguimos, sobre todo trabajando en el ámbito de la transformación digital en industria o en administración pública. También para algún medio de comunicación.

Siempre orientándonos a aplicaciones en la nube, cada vez más también a IoT y al desarrollo móvil. Al final lo que hacemos es acompañar a nuestros clientes en la detección y conceptualización de sus necesidades; la solución; y, finalmente, en el desarrollo e implantación de todo eso.

Esto es un poco lo que hacemos en Ideable. También desde el comienzo (empezamos 3 socios trabajadores que ahí seguimos) nos tiraba también mucho el aspecto social: es decir, hasta qué punto podemos con la tecnología mejorar la calidad de vida de las personas. Sobre todo, de colectivos que no han estado nunca suficientemente bien cubiertos en este tema. Entonces, empezamos a trabajar en el ámbito más social para empresas como Olabide, Futubide, Agintzari, Lagungo, Bizitegi, Agipad… Lo que viene a ser colectivos más vulnerables: exclusión social, familias desestructuradas, temas de acogida, discapacidad…

Esa es una parte que nos llenó mucho, y también llegó un momento en que nos propusimos trabajar en el ámbito mayores. Nos planteamos: ¿podemos con la tecnología mejorar la calidad de vida de las personas mayores? Y ahí es cuando empezó Kwido, con esa reflexión y algún pequeño desarrollo para hacer tecnología accesible para mayores. Y a partir de ahí, sobre todo hablando con el sector más profesional del cuidado de mayores, intentando dar respuesta a sus necesidades en el día a día.

Por tanto, así como Ideable puede parecer una empresa de desarrollo más al uso, en Kwido sí que nos hemos especializado más y hemos conseguido ser un poco referencia gracias a esa especialización que nos diferencia.

“Desde el comienzo nos ha tirado mucho el aspecto social: hasta qué punto podemos mejorar la calidad de vida de las personas con la tecnología”

Juan: Es curioso eso que dices. Todos vamos a llegar a mayores y parece “el negocio del siglo”, ¿no? Que puede ser hasta rentable si lo vemos ya no desde el punto de vista social, si no desde el punto de vista económico. Aún así, muy pocas empresas se animan; no sé si por el miedo de que tenga que ser algo más propio de los servicios sociales o ajeno al negocio… ¿Por qué hay ese miedo?

Iñaki: Sí, solemos decir mucho que es un sector que, demográficamente, ya es imparable. Es decir, las personas mayores van a ser cada vez más y todo lo que ahora se está empezando a llamar la “Silver Economy” tiene muchas oportunidades. ¿Qué ocurre? Que hasta ahora todo lo que tiene que ver con mayores se ha visto como algo peyorativo. Así, ahora se habla mucho del término “edadismo”, en ese sentido de mirar de forma negativa a la longevidad. Incluso en el lenguaje y en el trato.

Por tanto, el sector de la Silver Economy parece poco atractivo, quizás porque tiene ese aspecto detrás como con algo negativo alrededor. Hace falta todo un cambio social.

“En el terreno de la Silver Economy aquí se está evolucionando, pero todavía queda mucho”

Juan: Hay empresas que están desaprovechando todo el potencial que tiene la informática. (…) También me pasa que llego a una empresa y veo las posibles mejores, pero me cuesta convencerlos (…) Yo no sé si es que no lo sabemos vender, no sabemos explicarnos bien y utilizamos un lenguaje que ellos no llegan a comprender todavía.

Iñaki: Hace poco leía que el cerebro humano es resistente al cambio, busca la comodidad y economizar energía. Quizás en la informática hasta ahora hemos tenido dos problemas: uno, un lenguaje poco comprensible, y otro, que ha habido gente en el sector intentando vender lo que sea, y han hecho que muchas empresas salieran escaldadas de la experiencia.

Yo creo que, efectivamente, este rol de facilitador-traductor de tecnología es muy importante. Es un rol muy necesario.

Juan: Muchas veces las empresas se quejan de que no hay ese seguimiento. Pero también, ahora ocurre lo contrario: les sigues y les das ese acompañamiento, y opina hasta el cuñado. Y tú piensas: confía en nosotros. Qué pasa: ¿hay una desconfianza en los informáticos? ¿Todos sabemos ahora de tecnología y podemos opinar?

Iñaki: Quizás porque hace falta poner en valor nuestra profesión. Y eso, muchas veces se hace con la experiencia. Hay gente que repite contigo y se cree lo que le dices, tus presupuestos… porque ya has puesto en valor una experiencia. Eso nos falta: poner en valor nuestras referencias, y en muchos casos vuelven a ti con auténticos estropicios, cuando han probado en sus carnes el trabajar con gente “no tan profesional”.

De todas formas, si es algo que no conoces, y lo ves más como un gasto que como una inversión, no lo valoras tanto. Y, hasta ahora en informática, en muchos sectores está habiendo un gasto innecesario que no reporta nada y no ven los resultados. Y tenemos que empezar a quitar ese estigma. También está ayudando el relevo generacional en algunas de estas organizaciones, donde ya vienen con otra serie de ideas en la cabeza, y eso elimina un poco la barrera. También es verdad que somos una profesión joven, no llevamos tanto poniendo en valor nuestro trabajo, entonces es necesario que por ahí, nos empiecen a tomar en consideración.

“Es necesario empezar a poner en valor nuestra profesión (de desarrolladores)”

Juan: (Hablando de Facebook, aceptación de datos, Cambridge Analytica…) ¿Creéis ya que la gente está empezando a poner en valor los datos, o es algo que de aquí a verano ya se calmarán las aguas y seguirá la gran mentira de Internet del “acepto” y el “he leído” las condiciones del servicio?

Iñaki: Yo creo que para verano puede haber desaparecido. La gente lo que quiere es utilizar los servicios de Internet lo más rápido posible. Dudo que la gente que esté utilizando Instagram vaya a bajar el nivel de exposición que tiene. No digo nada si hablamos de Snapchat o TikTok entre la gente más joven… La privacidad les importa muy poco y yo creo que sí es coyuntural que, desde algunas instancias políticas, sobre todo EEUU, se estén planteando hasta qué punto han dejado crecer un monstruo que ahora está teniendo clara influencia incluso a nivel de elecciones. Creo que es coyuntural en el sentido de que, ha habido unos procesos electorales donde utilizar los datos de la manera que se ha hecho ha hecho que algunos se pongan en guardia. Pero yo creo que al ciudadano de a pie le importa muy poco; suelo ver memes en nuestro sector de manifestaciones con personas donde en sus pancartas pone “Aceptamos todas las cookies”, en plan “que nos dejéis en paz, lo que queremos es utilizar la aplicación o servicio”. Son más, quizás, los políticos por el riesgo que hacia ellos entraña esta compartición tan gratuita de los datos, los que han dicho “ojo, cuidado, que a lo mejor estamos creando un monstruo”.

Juan: Volviendo al principio, ¿de dónde sale el nombre de Kwido?

Iñaki: Kwido realmente viene, como fonéticamente podéis entender, de tema de cuidados, de todo lo que tenga que ver con mayores y con las funcionalidades que vamos desarrollando, incluso los servicios casi de consultoría que ofrecemos están muy orientados al B2B; a empresas que trabajan dentro del sector del cuidado de personas mayores.

Entonces, a nivel internacional hay que explicarlo un poco más, pero en español queda fácil. Al final lo que estamos pensando siempre es mejorar la calidad de vida de las personas mayores y de alguna manera, impactar en todo lo que tiene que ver con el cuidado, sea familiares, sean profesionales, y a partir de ahí, miles de posibilidades.

“Tenemos que empezar a conseguir que las personas mayores sean cada vez más independientes y autónomas en sus casas”

Juan: ¿Y cómo funciona? ¿Es un programa cerrado, o las empresas lo personalizan para el servicio que dan? ¿Es una asesoría, una consultoría?

Iñaki: Un poco todo lo que has dicho. Al final, lo mismo que ocurre en transformación digital en empresas, muchas veces es juntarse con una empresa, ver cuál es su necesidad y ver si algo de lo que ya tenemos desarrollado dentro de la plataforma es aplicable tal cual, o incluso si tenemos que hacer cosas a medida. A nosotros nos están contactando incluso para mejorar la comunicación entre administración pública y personas mayores a nivel internacional, por ejemplo. Ahí puede ser que tengamos que hacer una labor más de consultoría. O nos piden también programas de estimulación cognitiva para que la gente en su casa jugando, se sea si hay cierto deterioro cognitivo. Ahí sí tenemos una plataforma dentro de Kwido que podemos implementar fácilmente. O, gente que necesita que adaptemos su plataforma de monitorización, uniéndola a nuestro sistema y le pongamos nuestra marca; ahí cogemos algo que ya está creado, y lo personalizamos. Depende un poco de cada caso. Un poco ya con el know how de estar en el sector estos años, y también incluso de estar muy activos en temas de I+D a nivel europeo.

Juan: Lo último en lo que estáis trabajando es en incorporar la realidad aumentada y estáis para incorporar la realidad virtual. Ponnos un ejemplo de cómo puede funcionar y cómo puede ser útil…

Iñaki: Nosotros estamos trabajando con estas tecnologías para estimulación cognitiva. Por traducirlo: es intentar mantener activas habilidades mentales, por ejemplo, de cómo recordar cómo se hacían cosas. Con la realidad aumentada podemos generar un escenario virtual donde esa persona fría un huevo virtualmente y allí ya veamos que esa persona está, o no, en disposición de hacerlo. También se hace recordando cómo sacar dinero de un cajero sin llevarle a un cajero.

Ahí, la realidad virtual y aumentada nos permiten crear escenarios donde vemos si el mayor es capaz de recordar cómo se hacen actividades de la vida diaria, de una manera mucho más rápida y económica. Son escenarios inmersivos, que tienen el impacto adicional de la motivación: una persona mayor se pone unas ganas de RV para jugar a estos juegos y sale encantada. Ve que es capaz de utilizar tecnología y, además, se divierte.

“La realidad virtual crea motivación en los mayores: hace unas semanas, la gente en la feria de Lisboa hacía cola en nuestro stand”

Juan: La realidad aumentada, a nivel formativo, me parece maravillosa. Es un simulador de todo lo que quieras y con tablets y pantallas se pueden hacer un montón de cosas. Pero tengo la gran duda: para realidad aumentada, hay que ponerse las gafas, un casco, lo que sea, para los más frikis ningún problema. Pero, ¿cómo ha sido el proceso de adquisición de estas gafas entre los más mayores? ¿Lo adoptan?

Iñaki: Lo adoptan muy rápidamente. Hemos estado hace unas semanas en Lisboa, con Santa Casa Misericordia Lisboa mostrando la realidad aumentada de Kwido y había cola. Además, no solo es la persona con las gafas si no que en una tele ves lo que está viendo y haciendo con los juegos. Es verdad que la realidad virtual ha avanzado mucho; los dispositivos cada vez son más asequibles y la experiencia cada vez es más buena. Luego, si lo haces suficientemente accesible y no tienes que usar mandos, es algo muy natural y la experiencia es muy positiva. Ahora vamos a empezar con tests a nivel internacional, en Rumanía y en Dinamarca, y ya digo: la gente una vez que lo prueba se pone a hacer cola. Gusta, es algo diferente.

Juan: Esas personas mayores han pasado de no usar nada a tener un móvil. Y de repente el whatsapp les mete en Chrome, y así sucesivamente. Es una generación que, cuando les das la tecnología, de repente piensan en todo lo que se han perdido. Quizás hemos perdido toda una generación que nos ha podido aportar un montón de cosas. ¿Habéis tenido en cuenta todas esas valoraciones que habéis hecho con los mayores para ir buscando las mejoras?

Iñaki: Sí, yo creo que hasta ahora lo que ha habido, volviendo un poco a la reflexión inicial, ha sido un abandono de no tener en cuenta a ese colectivo, ni en términos de diseño, accesibilidad… Pero, por ejemplo, el iPad ya fue un paso adelante; hubo mucha gente mayor que ya con el iPad veían una superficie táctil, sin mecanografía y sin ratón además de la motivación que suponía. Esto también ha pasado con whatsapp: no es que sea fácil de usar, pero si no lo tienes te puedes perder todas las fotos de los nietos.

Entonces, uniendo diseño y accesibilidad a la motivación de que empiece a haber cosas que a ellos les dicen algo, es lo que está permitiendo que esa brecha tecnológica desaparezca.    

“Con propuestas accesibles se elimina la brecha tecnológica”                   

Juan: (Respecto a la formación en jóvenes) ¿Estamos perdiendo a una generación, otra vez?  

Iñaki: Estamos perdiendo todo. Ayer estuve leyendo un artículo donde decía que Europa se ve que está perdiendo la batalla por la tecnología. Mucha gente tiene claro que estamos viviendo una revolución como la de la máquina de vapor; aquél que se quedó fuera fueron países que pasaron a ser tercermundistas y les costó mucho ponerse al día. Ahora, está ocurriendo lo mismo con la tecnología. Hace poco hablaban con el responsable de Google de Inteligencia Artificial y le preguntaban: ¿Quién va a ganar la guerra por la IA? ¿China, EEUU, Europa? Y cuando le dijeron Europa se rió, dijo “Europa ni va a competir, ya ha perdido la guerra inicial”.

Europa no le está dando la importancia a la tecnología que tiene, a todos los niveles. Hablábamos el otro día del déficit de talento que tenemos, que no hace más que crecer; se matricula menos gente en temas digitales, porque la sociedad ha decidido que no le interesa la tecnología. Europa está perdiendo el tren.

Juan: Lo peor es que da la impresión que hemos tirado la toalla… En Europa estábamos en la cresta de la ola con Nokia, y de repente llegó Steve Jobs con Apple…

Iñaki: A día de hoy somos puros consumidores de servicios y productos de empresas americanas o chinas. Con el coche eléctrico tampoco estamos haciendo los deberes.

Juan: En el País Vasco las instituciones apoya, pero nos falta un proyecto referente y tractor donde la gente aspire a trabajar como empresa de referencia. ¿Tú crees que se da el caldo de cultivo? ¿Las instituciones están haciendo suficiente?

Iñaki: Las instituciones hacen un gran esfuerzo en transformación digital, en PYMES, mucho en la ciberseguridad… Pero hay que tener en cuenta que estamos en Europa, donde es difícil destacar. Es difícil, no imposible, que salga una empresa que sea una referencia. Y vuelvo al talento: necesitamos gente joven que esté en el mundo digital, y cada vez hay menos gente. Además, los que acuden, son solo hombres.

Juan: Iñaki, ¿en qué estamos?

Iñaki: Ahora mismo en Kwido vamos a abrir a que cualquiera pueda contratar online estimulación cognitiva para familiares o profesionales que trabajen con grupos pequeños. La tienda online ya la tenemos casi lista para abrirla, y luego estamos trabajando en producto para monitorizar el comportamiento de personas con algo de deterioro cognitivo en sus casas.

Muchísimas gracias por estar aquí.

 

Read More >>
kwido en radio popular

Iñaki Bartolomé, CEO de Ideable, hablando de Kwido en Radio Popular

Blog, Sala de prensa / 15.03.2019

Hace unas semanas, nuestro CEO, Iñaki Bartolomé, estuvo hablando sobre el éxito de nuestra app Kwido en el programa Misión Es Posible, de Radio Popular. Tuvimos la oportunidad de compartir espacio con Gorka Cabañas, de Runnea, y así hablar sobre propuestas innovadoras de cara a tener una población activa.

A continuación, recopilamos la parte de la entrevista a Iñaki Bartolomé realizada por el presidente de Internet Euskadi, Julio Usandizaga y la periodista Cristina Maestro. En ella, Iñaki describe cómo nuestra app de eHealth, Kwido, se está convirtiendo en referencia en el marco de la Silver Economy, y de cara a que la población envejezca de forma digna y activa.

También podéis acceder al podcast de Kwido en Radio Popular desde el siguiente enlace: Podcast

(Comentando la relación existente entre personas mayores y deporte…)

Iñaki Bartolomé: Sé que hay gente de más de 100 años que está ganando maratones. El tema del deporte y el mayor, ahora mismo, hay que tener en cuenta que hablamos mucho de mayores pero nosotros estamos empezando a utilizar otro término: longevidad. A partir de ahí, se abren muchísimos nuevos mercados que no estaban explorados y que se están englobando en lo que se hace llamar “Silver Economy”. Hay muchas oportunidades ahí, y el deporte es una de ellas, junto al ocio, y lo vemos cada día en Bilbao con la gente mayor que nos visita desde otros países. Al final, es gente que consume ocio, y también tecnología. Nuestro reto: hacer esa tecnología accesible para ellos.


Cristina Maestro: No hace mucho, las autoridades, Diputación y, no sé si era, Ayuntamiento, estaban creando acuerdos para que la Silver Economy sea una oportunidad de negocio. Hay que sentar bien esas bases para que funcione bien de esa manera. Iñaki: ¿Kwido es una aplicación? ¿Es Kwido.com? ¿Cómo encontrarla?


Iñaki: Sí, se llama así, Kwido.com. Es una aplicación por un lado, y por el otro es toda una línea de negocio centrada en la utilización de tecnologías para el cuidado de personas mayores. Es una plataforma que se puede contratar, y está principalmente centrada en empresas. Pero, dentro de poco, lo vamos a abrir a familias, sobre todo para hacer estimulación cognitiva: jugar a juegos que permitan saber si la persona puede tener un posible deterioro cognitivo, hacer lo que se llamaría un entrenamiento mental, pero también que se pueda utilizar en telemonitorización de salud.

También hay mucha parte de I+D por parte de la empresa, en consorcios internacionales, para investigar en nuevos modelos de cuidado de mayores. Hablamos de sensorizar a domicilio para saber cuál es el comportamiento de una persona que ya tiene deterioro cognitivo; saber si está empezando a tener comportamientos fuera de lo normal; situaciones de emergencia… Incluso, ofrecer servicios y productos accesibles a personas mayores a través de la tecnología.

«Nuestro reto es hacer la tecnología accesible para la gente mayor»

Realmente, hay una línea que, cada vez más, se percibe en Europa como necesaria, y aquí también. Comentabas antes que en Bizkaia, ahora mismo, todo lo que es Silver Economy, se ha puesto muy en el foco para los próximos años. Incluso, con la posibilidad de atraer startups y que sea una de las piedras angulares del futuro tecnológico en Bizkaia. Nosotros llevamos años trabajando en esta línea y nuestro objetivo es seguir haciéndolo.


Cristina: ¿Dices que la app está destinada a empresas?


Iñaki: Sí, normalmente nuestros clientes son empresas de teleasistencia o de atención a domicilio, que quieren dar nuevos servicios de valor añadido en el domicilio, como puede ser la gestión de la salud, la estimulación cognitiva o la monitorización de la persona cuando está dentro y fuera de casa. Digamos que la teleasistencia, hasta ahora, es fundamentalmente un medallón donde llamas cuando hay una emergencia. Ahora se quiere poder prestar más servicios a través de la tecnología ya que se ha democratizado tanto (los dispositivos se han abaratado y hay redes 3G en cualquier domicilio).

También herramientas que sirvan a las empresas en su gestión del día a día. Es más difícil que haya familias que se dediquen a buscar tecnología, si no que se suelen apoyar en las empresas que ya están haciendo cuidado. Y, también, incluso en centros de día, talleres de memoria, residencias se empiezan a introducir tecnologías en las que ya trabajamos, como la realidad virtual para estimulación cognitiva. También la realidad aumentada, por ejemplo, para recordar cómo freír un huevo, que es un proyecto que presentamos la semana pasada en Lisboa.

Por tanto, hay todo un ámbito muy orientado a la empresa de cuidado. Aún así, vamos a lanzar una línea de estimulación cognitiva para que las familias lo puedan contratar para sus abuelos/as o para sus padres y madres, que puedan hacer estimulación cognitiva en casa y la plataforma les diga si van bien, o puede haber algún tipo de problema cognitivo.

Vamos a lanzar una línea de estimulación cognitiva para que las familias puedan practicar desde casa.


Julio Usandizaga: ¿Supongo que también haréis cosas de seguridad, no?  Dentro del propio domicilio, sabemos que hay focos que pueden ser bastante complicados…


Iñaki: Sí, sí. Al final cuando una persona vive sola, pero va un rato a un centro de día y quizás empieza a tener problemas cognitivos, siempre es importante poner sensores en el domicilio que nos digan si la temperatura es la adecuada, si puede haber algún escape de gas, un problema de humedad o, incluso, si las rutinas de la persona son buenas. Es decir, ¿está abriendo la nevera todos los días? ¿Está yendo al baño? ¿Cuántas veces se está levantando por la noche? Y así poder detectar comportamientos anómalos, o situaciones de emergencia si se produce una caída, etc. Entonces, en la medida de las posibilidades de la empresa que hace el cuidado, estos son servicios que se van demandando cada vez más.

Al final, ante el cambio demográfico, va a ser imposible cuidar presencialmente a todos los mayores porque, estadísticamente, no va a haber personas cuidadoras suficientes, entonces la tecnología tiene que permitir monitorizar y que los mayores sean independientes en el domicilio el mayor tiempo posible. Ése es el reto.

Ante el cambio demográfico, va a ser imposible cuidar presencialmente a todos los mayores, porque no va a haber personas cuidadoras suficientes.


Cristina: Iñaki, la sanidad pública que está tan interesada (tiene programas de pacientes activos…) ¿no puede interesarles algo de lo que ofrecéis?


Iñaki: Sí, está muy presente. De hecho, hay un nuevo decreto a nivel estatal de teleasistencia avanzada donde, en muchos de los casos, en las regiones donde se pone en marcha son los departamentos de sanidad los que se encargan de ello. Entonces estamos trabajando en algunos de ellos en temas de telemonitorización de salud. Ya se está haciendo. Es verdad que todavía no se ha generalizado, porque al final se necesita de cierta tecnología y ciertos dispositivos que hay que ver quién invierte en ellos (está la cultura de quién va a pagar por…). Todo el mundo no tiene un smartphone, todo el mundo no tiene una tablet en el domicilio, pero bueno, se va democratizando su uso y, en la medida que eso ocurra, y que la gente mayor sea aún más tecnológica si cabe, y demande esos servicios va a ser más sencillo que desde la Sanidad Pública se generalice su utilización.


Cristina: Los mayores van a ir cada vez más teniendo más contacto con todo esto, pero también es verdad que cuando eres más mayor tampoco quieres mucho lío….


Iñaki: Sí, eso ocurre. Solemos poner el ejemplo hasta de arquitectura; si pones una rampa, luego mucha gente que no necesita la rampa también la utiliza para subir porque es más fácil. La accesibilidad hace que sea mucho más universal el acceso a todo, y la tecnología también.


Julio: También estaréis haciendo cosas pasivas, ¿no? (…) ¿Que no sea el propio paciente el que tiene que trabajarlo de forma activa?


Iñaki: Sí, depende. Hay personas que necesitan que sea lo menos intrusivo posible, como decías, para esa monitorización. Comentabas el tema de la música, pero hay otro sentido, el del olfato, que es el que más se percibe y hay, incluso, talleres de memoria donde se trabajan los olores a la hora de recordar. Realmente se trabaja mucho en esa línea, y también el sector del deporte está dando mucho dispositivo que puede ser utilizado también. Nosotros estamos utilizando pulseras, casi de actividad física, para saber cuánto camina al día una persona mayor y, aunque no esté reconocido como dispositivo médico, te puede dar una información de frecuencia cardíaca que te puede estar dando pistas. En ese sentido, incluso la aplicación de salud de Apple ya está reconocida como dispositivo médico en EEUU por la FDA, por lo que se van a acabar juntando esos mundos del deporte y el cuidado de la salud, es inevitable.


Cristina: (…) Yo pienso que, a más gente utilizando Runnea, haciendo deporte, ejercicio y vida saludable luego, más llaneado está el camino para Kwido


Iñaki: Sí, la vida saludable es un reto a nivel de sociedad para conseguir luego personas mayores más longevas y con salud durante mayor tiempo. Es el reto, la prevención. Porque si no, estadísticamente se demuestra que el sistema se va a convertir en insostenible, desgraciadamente, por la evolución demográfica que llevamos en Europa.


Cristina: Yo veo vuestros proyectos muy abiertos a nuevas posibilidades que iréis acogiendo, poco a poco. En cuanto a las personas mayores, lo físico veo que es importante, pero también está lo psíquico, el ambiente de esas personas que viven solas… Eso también plantea problemas…


Iñaki: Realmente, el reto fundamental de todas las estrategias tiene que ver con la soledad. Se suele decir que en las personas mayores, la peor enfermedad es la soledad. Y la propia soledad tiene luego mucha relación con deterioros cognitivos y con deterioro físico. Es decir, el no realizar actividad, no tener relaciones con otras personas y estar simplemente sentado frente a un televisor… Eso, tiene mayor incidencia en personas mayores, y hay estudios que lo demuestran, que por ejemplo el tabaco o el alcohol. El reto, por tanto, es conseguir que la tecnología nos sirva para cuidar a personas, pero también para acercarlas.

No realizar actividad y no relacionarse tiene mayor incidencia en personas mayores que el tabaco o el alcohol.  

Julio: Iba a decir que el mal del siglo XXI es esa soledad, que muchas veces está detrás de una pantalla. Poco a poco, según vamos avanzando, eso se va a ir agudizando. Lo que hay que buscar es esa forma de que interactúen, porque la soledad trae detrás muchas manías que dificultan luego el poder convivir con más gente. Yo, saco la bola de cristal y creo que el truco va  a ser el poder juntar a personas mayores con otras más jóvenes, y que se cuiden mutuamente.


Cristina: La conexión intergeneracional.


Julio: Sí, conectar intergeneracionalmente de forma que las personas jóvenes que no tienen dinero para vivir en una ciudad, puedan hacerlo a cambio de hacer compañía a un mayor durante ciertas horas. Esa interacción es muy buena porque una generación puede aprender de otra. Yo ahí veo un modelo de negocio que podría ser interesante.


Iñaki: Ya hay empresas que están practicando ese modelo en ciudades como Bilbao. Las universidades en Bilbao tienen problemas para que los estudiantes que vienen se puedan alojar, y hay muchas personas mayores que viven solas en casa. Por eso, están intentando unir esas dos necesidades. Los estudiantes están encantados, y hay listas de espera, pero lo más difícil es reclutar personas mayores, porque hay que establecer unas reglas de convivencia.

Por otra parte, hay mucha gente que, estando jubilada y todavía joven y activa, que puede participar en redes de comunidades de acompañamiento a mayores. En Bilbao hay programas como el Mirada Activa… Va a haber mucho de conexión donde la tecnología no tiene que ser un hándicap, sino un elemento facilitador para que podamos construir redes alrededor de mayores que viven solos. Finalmente, combatir la soledad se convierte en una necesidad muy importante. En el norte de Europa lo saben perfectamente y, al final, ese modelo se va imponiendo también aquí, y es un reto.


Cristina: Claro, es que tenemos un problema (…) Antes había una vida de comunidad en los edificios, pero eso se ha ido viniendo abajo. La gente ve a los vecinos cada vez menos, y no tiene sentido para una sociedad que va a envejecer tanto los próximos años, unas casas como las que tenemos. Hay iniciativas de cohousing, va a haber que ir cambiando…

El reto es conseguir que la tecnología nos sirva para cuidar a personas, pero también para acercarlas entre sí.

Iñaki: El cohousing va a ir llegando pero tenemos también un problema cultural, que no se da en el norte de Europa, que es donde la gente durante muchos años ha vivido de alquiler durante toda su vida pero aquí sigue todavía el tema de propiedad: yo no me voy de casa, aunque viva sola, porque es algo que voy a poder dejar a mis hijos. Eso también va en contra de ese modelo de cohousing que ya se está imponiendo en otros países. Aquí se está empezando a buscar, pero está costando más precisamente por eso, porque a día de hoy la vivienda sigue siendo un activo muy importante. Entonces, el hacer que la gente viva junta es más difícil que en otros sitios donde culturalmente ya lo tienen muy interiorizado, porque lo llevan haciendo toda la vida. Hay que ir rompiendo esa barrera.


Cristina: (…) ¿Cómo han sido los últimos años con Kwido?


Iñaki: Nosotros también, como dice Gorka (Runnea), llega el domingo y no estamos pensando “Vaya, mañana lunes”, pero también creo que hay que ser realistas y decir que es una carrera de fondo; esto sí que es una maratón por el desierto. Suelo decir que las buenas noticias tardan muchísimo más en llegar de lo que piensas y las malas aparecen todos los días. Hay mucho desgaste personal y, aunque no suelen salir, las estadísticas de “mortalidad de las empresas” son las que son. Hablamos de que, en PYMES, alrededor del 80% no llega a los 5 años y en tema tecnológico las cifras son aún peores. Por tanto, como comentabais, es muy importante no solo tener una buena idea, si no incluso ser crítico y dejarse asesorar respecto a ella. Muchas veces, el enamoramiento de un emprendedor con su idea es un problema, porque no piensas que a ti te va a pasar lo que le está pasando a todo el mundo; “los demás lo están haciendo mal, pero yo lo voy a hacer bien porque sí”. Y muy importante un buen equipo: un equipo complementario. Suele ocurrir en nuestro sector que, como en muchos casos hablamos de apps, se juntan unos cuantos ingenieros informáticos y dicen “esto lo hacemos nosotros” pero claro, necesitas temas financieros, temas de ventas… Por eso es importante tener un equipo complementario, incluso que forme parte del núcleo fundador, que sean socios (de cara a la implicación que esto conlleva)… Si no, es muy difícil que salga adelante. Eso sí, cuando sale adelante es la parte buena que decíamos: que te gusta lo que haces, que no te importan los horarios muchas veces, y que siempre estás enganchado a ello, porque lo disfrutas.

(…)


Iñaki: No somos Silicon Valley, ni Londres, ni siquiera Madrid o Barcelona, pero hay un buen ecosistema -tecnológico- importante, se está especializando, y en este sentido las administraciones están haciendo un trabajo importante donde se está visualizando Euskadi y sus empresas en aspectos, por ejemplo, como la Industria 4.0. También la Silver Economy se está intentando potenciar, y yo creo que por ahí hay oportunidades. Pero, efectivamente, tenemos un problema de talento; suelo decir siempre, cuando la gente no sabe qué estudiar: “no sé qué estáis haciendo sin estudiar ingenierías informáticas”. Hay pleno empleo, de calidad (condiciones que no se producen en sectores como servicios) y con buenos sueldos. No entiendo por qué la gente, y especialmente las chicas, no están en estas carreras de ingeniería.


Cristina: Nos vamos a quedar con eso porque es un estupendo mensaje. Os damos las gracias: Iñaki Bartolomé (Kwido) y a Gorka Cabañas (Runnea)

Eskerrik asko a Radio Popular por invitarnos a difundir la labor que realizamos con Kwido. Ha sido un placer participar en el programa, además de compartir espacio con Gorka Cabañas, de Runnea.

Desde Ideable seguiremos trabajando en proyectos de I+D+i centrados en eHealth, y en la mejora de la calidad de vida de nuestros mayores.

Read More >>

Entrevista a Iñaki Bartolomé, CEO de Ideable, en la Cadena Ser

Blog, Evento, Sala de prensa / 13.11.2018

Esta semana hemos vuelto a estar en las ondas, concretamente, en el programa de la Cadena Ser “De las Ondas a la Red”, hablando sobre la importancia de la Silver Economy y de proyectos sociales tan ambiciosos como zocaalo o IOANNA.

Nuestro CEO, Iñaki Bartolomé, mantuvo una interesante charla con la periodista de Hoy por Hoy Bilbao, Azul Tejerina, en la que se desgranó el potencial que esconde una plataforma como zocaalo, y la importancia que tiene la utilización de nuevas tecnologías para favorecer el envejecimiento activo de nuestras personas mayores.

A continuación, os ofrecemos la transcripción de la entrevista completa, que tuvo lugar el pasado lunes 12 de noviembre. Aunque, si lo preferís, podéis acceder al audio de la grabación haciendo click en el siguiente enlace:

IÑAKI BARTOLOMÉ HABLA DE ‘ZOCAALO’ EN HOY POY HOY BILBAO


CADENA SER: Está con nosotros Iñaki Bartolomé, CEO de Ideable. Hola Iñaki, ¿cómo estás?

Hoy vengo a traer un programa que, si en la primera parte hablábamos de los Consorcios Europeos para mejorar la salud génica y los pronósticos, en este caso Europa también es la que llama a la puerta de algo que es, digamos, tu niño pequeño, que se llama zocaalo, y que no nace ahora. Búsquenlo si tienen delante una pantalla de móvil o de ordenador, porque estamos interesadísimos en cómo mejorar la calidad de vida de nuestros mayores, y en eso también tenéis mucho que ver vosotros, los de Ideable.

¿Cómo está el proyecto, Iñaki?


IÑAKI BARTOLOMÉ: Pues zocaalo es un proyecto que nace del programa AAL. Justo hace unas semanas, en Bilbao se ha celebrado el AAL Forum, que ha hecho que Bilbao fuera un foco a nivel europeo de todo lo que tiene que ver con tecnología utilizada para mejorar la calidad de vida de personas mayores.

Es un programa donde participan empresas de toda Europa con el objetivo común de utilizar tecnología para mejorar la calidad de vida de personas mayores, con el reto que todos tenemos en mente: cada vez más personas mayores, hay que cuidar de ellas y la tecnología tiene que ser una aliada en este desafío.


CS: Claro, hablamos de las personas mayores, pero también de las personas que rodean a las personas mayores. Cada vez hay un mayor número de personas con más de 60 años; que están puestas al día, tienen sus smartphones, pero la gente que les acompañamos también podemos acceder a zocaalo.

¿Qué encontramos ahí, si lo googleamos y entramos como hemos hecho en el programa?


IB: Ahora mismo hay un portal web donde podemos encontrar: primero, aplicaciones que ya han sido certificadas por su diseño para ser utilizadas por personas mayores. Tienen una serie de utilidades, de controles que hacen que su utilización en móviles y en tablets, sea más sencilla para personas mayores. ¿Cómo se consigue esto? Porque, nosotros, dentro del portal, lo que hacemos es ofrecer guías de estilo, y hasta código de cómo desarrollar aplicaciones; ofrecemos ayudas para diseñar esas apps.

Por otro lado, también participan empresas y organizaciones que trabajan con personas mayores. Es decir, dentro de este consorcio hay una organización española, de Madrid, y otra organización italiana, que lo que hacen es poner la voz de los mayores en lo que ha sido diseñar esta plataforma.


CS: Es muy importante saber escucharles y saber interpretar cómo se les puede ayudar. Por ejemplo, en este caso: ¿qué instituciones está apoyando? ¿cuál es la que está detrás?


IB: Hay diferentes países que están participando en el programa AAL y, en este caso, lleva ya unos años trabajando con él la Diputación de Bizkaia. También por eso ha estado Bilbao acogiendo el AAL Forum, hace unas semanas, en el Palacio Euskalduna. Entonces bueno, está haciendo una labor muy interesante para las empresas de Euskadi que, dentro del I+D, trabajamos con mayores y tecnología, y para que podamos tener esa colaboración internacional. Y también para las propias empresas y organizaciones que trabajan directamente con personas mayores.


CS: Déjame que ponga un ejemplo, que además es fácil, porque somos un programa local y nos debemos también al ámbito local. Este espacio, nosotros lo hemos encontrado fácilmente: se pueden encontrar peluquerías, centros de estética, servicios de ayuda a domicilio, comercios que suben a casa las compras de las personas mayores. Aquí cabe de todo. Que nadie esté pensando solo en enfermería, o en el ámbito sanitario…


IB: Totalmente. De hecho, al final Silver Economy no es solamente monitorización de salud o estimulación cognitiva. Dentro de otro de los proyectos en los que ahora hemos empezado a trabajar a nivel europeo, que se llama IOANNA, lo que se quiere construir es una red de productos y servicios específicos para personas mayores. Con un doble objetivo; por un lado, que esas personas que quizás no pueden salir de casa con facilidad, pero que aun así dicen “yo quiero estar guapa y que venga una peluquera”, o “necesito un podólogo que venga a casa”, para ellos, ofrecerles servicios para que puedan llevárselos a domicilio. Y por otro lado, apoyar el comercio local, que ahora mismo sabemos que tiene graves problemas para competir con Amazon o con grandes superficies. Sin embargo, las personas mayores siguen siendo clientes muy fieles de este comercio local, pero claro, hay que saber diferenciarse y ofrecer servicios específicos para ellos, como llevar la fruta a casa, lo que decíamos de la peluquería, el podólogo o un dentista.


CS: Así evitaríamos eso lo de “hace mucho que no le veo por aquí…”, que es algo muy habitual en las tiendas de barrio.


IB: Esa “escucha activa” que se dice ahora en los barrios. Pues mira; no sale mucho de casa pero estamos yendo cada dos por tres a llevarle fruta, a ponerla guapa… Entonces ahí, también estamos intentando construir a nivel europeo una plataforma donde pongamos en contacto a mayores por un lado, y por otro a estos negocios y comercios locales.


CS: Ésta se llama I-O-A-N-N-A. ¿En qué punto está? ¿Se va a poner en marcha en breve?


IB: Este proyecto ha empezado este año. Los proyectos europeos suelen ser largos ya que, primero: hay que definir cómo vamos a hacer, hay que colaborar con empresas que trabajan con personas mayores, además de los propios mayores. Y luego, hay que pilotar. Realmente IOANNA  se va a pilotar inicialmente en Rumanía y en Chipre y, en base a los resultados, se va a intentar promover a nivel europeo. Lo mismo que ocurrió en su momento con zocaalo, que es un proyecto que finaliza ahora, el 31 de diciembre.


CS: Hay que diferenciarlos: zocaalo, por un lado, y IOANNA por otro. Vuelvo a zocaalo. En el Marketplace si entráis en zocaalo, estoy viendo: SOS Deiak, Activi

¿Todo este Marketplace son todas las aplicaciones que se han ido subiendo y habéis certificado?


IB: Eso es. Algunas son internacionales, y hay alguna, como Kwido, que hemos desarrollado desde Ideable, que ya desde el principio hemos diseñado intentando cubrir la accesibilidad y la usabilidad para mayores.

Entonces, el desafío ahora es sobre todo que, empresas que desarrollan programas, pasen por este proceso de certificación con dos objetivos: uno, que tengan más claro cómo se diseñan aplicaciones para personas mayores, y otra, que puedan consumir las apps.


CS: Tengo la sensación de que todo esto, que ha llegado para quedarse, pero que ojo quien no lo tenga a mano, porque va a hacer falta, y tendremos que poner los ciudadanos de nuestra parte. Cuando decimos: no sé dónde hay, no sé qué puedo hacer…  Cuidado de ancianos, salud y fitness, productividad, comunicaciones, deportes, sociedad, viajes y guías… Todo esto está aquí; todas estas categorías, entiendo, van creciendo, ¿no Iñaki?


IB: Sí, también intentamos que sea una ayuda a estos colectivos porque, efectivamente, en Google Play o en App Store hay millones de apps, entonces es difícil buscar lo que tiene más calidad. En este caso intentamos hacer también esa labor, y con ese objetivo nació. Ahora mismo estamos dando los primeros pasitos, pero ya los primeros pasitos con un proyecto que está terminando y que se lanza al mercado.


CS: Tenéis algunas que son gratuitas, tengo que advertir que otras no. La de Mementia, por ejemplo, no lo es.


IB: Sí, efectivamente algunas tienen un pequeño coste. Por ejemplo, estimulación cognitiva, sobre todo para profesionales, tiene un pequeño coste. Pero al final también intentamos avisar de ello, en la medida de lo posible.


CS: Está, está avisado. En este caso son 50 euros, pero en el resto no. Por ejemplo: BusBahnBim. ¡No sé ni pronunciarlo! ¿Va de viajes, no?


IB: Sí, es una aplicación de otro país que tiene que ver con la movilidad.


CS: Bueno, hay un poco de todo pero todavía hay más. Si alguien nos está escuchando, y tiene idea de alguna aplicación que tenga que ver con la Silver Economy o con la tercera edad: ¿puede venir y subirla?


IB: Efectivamente. Puede venir, puede registrarse, además como todavía estamos este año durante el programa AAL es gratuito registrarse y subir una app, certificarla, etc. Así que hay que aprovechar hasta el 31 de diciembre.


CS: Iñaki Bartolomé, CEO de Ideable, te devolvemos a tu lugar de trabajo. Gracias por el encuentro con los oyentes en Hoy por Hoy Bilbao.


IB: Gracias a vosotros.

 

Podéis conocer más sobre los proyectos zocaalo y IOANNA en sus respectivas páginas web: zocaalo.eu y ioanna-project.eu.

Read More >>
Berria_Ideable

Transformación digital, startups y Silicon Valley: entrevista a Iñaki Bartolomé en el diario Berria

Blog, Sala de prensa / 10.05.2018

<< Somos tres millones; nunca seremos Silicon Valley >>


Silicon Valley, las startups, los unicornios, y la situación en Euskadi – con Iñaki Bartolomé en Berria –


Hace unos días el periódico Berria, se puso en contacto con Ideable para realizar una entrevista a Iñaki Bartolomé, nuestro CEO, para tratar sobre diversos temas que atañen a las empresas de la era digital.

Gracias a la transformación digital que se está iniciando en los últimos años, los negocios han dado un vuelco enorme y las empresas se vuelven cada vez más y más competitivas. Esto es debido a que la tecnología invita a la creación de nuevas empresas basadas en nuevos modelos de negocio, que van dejando atrás aquellos negocios más convencionales de una forma cada vez más exponencial.

La aparición de las empresas emergentes más conocidas como startups, son un claro ejemplo de ello.

¿Qué es una startup? A diferencia de una Pyme, la startup se caracteriza por tener un modelo de negocio escalable que crece de forma mucho más rápida y más eficiente que las Pymes tradicionales y que algunas veces cambia de tal forma las reglas del juego que acaba con ellas. Se trata de empresas que desarrollan ideas innovadoras y disruptivas y, aunque pueden ser compañías de cualquier ámbito, generalmente están relacionadas con el mundo digital y las nuevas tecnologías.

En los últimos años las estadísticas respecto a la creación de startups europeas han mejorado considerablemente, pero Europa aún continúa detrás del poderoso Estados Unidos. Si algo tenemos claro es que Europa no es Silicon Valley, pero esa brecha respecto al lugar considerado paraíso de la tecnología informática se va reduciendo poco a poco.

Un término que se está utilizando muy a menudo en el ecosistema emprendedor son los “startups Unicornio”, una rareza digna de admiración, tal y como su propio nombre indica.

Este término fue acuñado por Aileen Lee en 2013, y ahora lo empleamos para referirnos a aquellas compañías tecnológicas que alcanzan un valor de 1.000 millones de dólares en alguna de las etapas de su proceso, sin necesidad de cotizar en bolsa. Es un tipo de startup que se encuentra en pleno auge, resultando ser muy atractiva para los inversores.

En 2013, Aileen Lee (fundadora de Cowboy Ventures), comenzó a hablar del selecto club de los Unicornios que apenas contaba con 39, en la actualidad y según un informe elaborado por CB Insight, hay en el mundo 214 “unicornios”. Queda claro el gran aumento en la creación de dichas compañías tecnológicas en los últimos años.


 

En Berria han querido revisar todos estos conceptos y se han puesto en contacto con Ideable para hacerlo, gracias a nuestra amplia experiencia en el ámbito de la Transformación Digital.-

 


Este artículo analiza cómo desde hace ya un tiempo la compañía de datos CB Insight se encarga de publicar un ranking con las empresas “unicornio” mejor valoradas, denominado The Complete List of Unicorn Companies, donde se encuentran algunas como; Xiaomi, Snapchat, Uber y Spotify, a las cuales le siguen compañías como Pinterest, Lyft, o Flipkart .

Pero CB Insights, la plataforma de inteligencia de mercado tecnológica, también ha creado una tabla denominada The Dowround Tracker, en la cual se siguen las caídas de aquellas startups que van perdiendo valor. ¿Su finalidad? Ofrecer datos a los futuros inversores.

Iñaki Bartolomé ofrece una opinión según la cual, por el momento países como China o India, están comenzando a competir con Estado Unidos o por lo menos intentándolo, mientras que en Europa aún estamos un poco lejos, pese a contar con algunas empresas “unicornios” como; Spotify, BlaBlaCar, Delivery Hero, o Skyscanner.

Tal y como continua la entrevista, Europa tiene capacidad para crear nuevos proyectos, pero aún estamos lejos para competir en el mercado con el líder californiano de Silicon Valley.

Plataformas como; Facebook, Google, Twitter, Airbnb, Uber, Amazon… todos ellos y muchos más han sido desarrollados e implantados al otro lado del Atlántico y han ayudado con su propia existencia a crear un ecosistema de empresas e inversores imbatible a día de hoy.



A continuación reproducimos la entrevista publicada en el periódico Berria el 18 de Abril, donde Iñaki Bartolomé da su punto de vista respecto a los temas tratados anteriormente;

Berria – El diagnóstico de las instituciones de la UE es que si estamos en la Unión, los estadounidenses son más o menos innovadores, pero el problema surge cuando aumentan estos proyectos. ¿Es eso?

Iñaki Bartolomé – No estoy de acuerdo. No creo que haya nada comparable en Europa a Silicon Valley o al MIT en Boston en Europa. El primero es la meca del sector, donde la capacidad de creación allí es insuperable. Podemos tratar de hacer las cosas mediante la construcción sobre nuestras fortalezas, pero no nos comparemos con los EE. UU. y China, ya que siempre saldremos perdiendo.

B. – ¿El financiamiento es un problema?

I.B – Hay más de una razón. Estamos en diferentes países europeos, cada uno con sus propias políticas, sus regulaciones, sus mercados. En general, una empresa europea lo tiene difícil para competir fuera de su mercado, y EE. UU es un gran mercado. No estamos educados para liderar, vender o administrar empresas. En las universidades de los Estados Unidos,lo opuesto, es el día a día de dicha formación. Nosotros formamos a futuros trabajadores y ellos a futuros líderes.

B. – ¿Es un buen ecosistema desarrollar empresas innovadoras en Europa, o es esencial ir a EE. UU.?

I.B – ¿Por qué la mayoría de los ganadores del Premio Nobel es de los Estados Unidos en los últimos años? La respuesta es la misma para ambos casos. California es la capital tecnológica más importante del mundo y es muy difícil competir con ella. Existen ecosistemas fuertes en Londres, Berlín y Barcelona, pero la escala es otra. Tengamos esto en cuenta e intentemos avanzar, porque no podemos ganar la Champions League de antemano si nuestro equipo no sube desde categorías inferiores primero.

B. – ¿Qué necesita una start-up para llevar el proyecto a otro nivel?

I.B – Quien crea una startup quiere cambiar el mundo. No quiere crear una nueva competencia en un sector ya muy poblado, sino que busca formas de transformar el sector. La única manera de crecer es tener un negocio exitoso. Cuando el público o los clientes te dan la razón, las inversiones y el crecimiento vienen solos. Los que dicen que no han logrado la inversión necesaria realmente están diciendo que sus ideas o ejecuciones han fallado, y realmente por eso no obtuvieron el dinero.

B. – ¿Cómo van las cosas en el País Vasco?

I.B – Estamos contentos, tenemos un gran apoyo a la I+D+i en Euskadi, gracias a programas como Hazitek de SPRI. También se da mucha visibilidad a la innovación y no digamos la importante estrategia del Gobierno Vasco a la Industria 4.0. Aquí tenemos una estrategia basada en nuestras fortalezas, algo que no vemos alrededor. Pero nunca perdamos de vista cuál es nuestra escala: somos solo tres millones de personas; nunca seremos Silicon Valley.


Os facilitamos el enlace donde tenéis disponible la entrevista de Berria a Iñaki Bartolomé.

https://www.berria.eus/paperekoa/1847/015/001/2018-04-18/hiru_milioi_gara_ez_gara_sekula_izango_silicon_valley.htm

Read More >>
Show Buttons
Hide Buttons