Las apps móviles, un mercado en expansión

Blog / 11.07.2013

En un momento en el que casi todo son malas noticias, sobre todo en lo que se refiere a la economía y todo lo que la rodea, es todo un soplo de aire fresco ver como surgen y se desarrollan oportunidades de salir adelante.

Una de esas oportunidades surgió a finales de la pasada década y unos años más tarde es todo un mercado en expansión: las aplicaciones móviles. Quien más quien menos utiliza de forma habitual estas herramientas con distintos propósitos y en distintos dispositivos por lo que se ha convertido en una de las vías para sortear la famosa crisis.

Entre los beneficios principales del desarrollo de este sector, podríamos encontrar la capacidad de generar ocupación. El hecho de que el desarrollo de apps puede iniciarse con una inversión mínima está influyendo de forma positiva en la creación de startups y la aparición de emprendedores con una idea convertible en aplicación.

Otro de los grandes puntos a favor es la posibilidad de adaptar la herramienta a distintas plataformas y dispositivos, algunos de los cuales están teniendo una época dorada como pueden ser las tablets o las smart tv. De este modo, la capacidad de desarrollo es tan amplia como alcance la creatividad y la innovación. Todo un mercado por explotar.

Los datos recogidos muestran que el pasado año había en España unos 12 millones de personas que utilizaban alguna app, alrededor de 18 millones de smartphones y las descargas diarias de aplicaciones móviles superaban los 2 millones diarios. Un pastel jugoso a repartir, sobre todo si se tiene en cuenta que el mercado está en pleno desarrollo y no sólo para los teléfonos móviles; también hay videoconsolas, vehículos, electrodomésticos, televisiones u ordenadores compatibles.

Teniendo en cuenta al público, el estudio muestra que el usuario tipo es un hombre de entre 25 y 40 años, urbano de clase media, tiene unas 65 aplicaciones instaladas en su smartphone y usa sus apps preferidas más de una vez al día. Entre sus intereses principales se encuentran las herramientas relacionadas con el tiempo libre, el correo y el ocio; mientras que la juventud se decanta por aplicaciones dedicadas al ocio, las redes sociales y la mensajería instantánea.

La fiebre por las aplicaciones, afortunadamente, tiene una importante repercusión económica. En 2012 las empresas españolas facturaron de media unos 780.000 € y el 88% de ellas crecieron en relación al año anterior; y esto sin contar otras industrias creativas asociadas como pueden ser la creación de páginas web, la gestión de contenidos, diseño gráfico o dinamización de redes sociales entre otras.

En Ideable nos hemos puesto las pilas para desarrollar este mercado… ¿y vosotros? Si tenéis algún proyecto contádnoslo en los comentarios 😉

Comments are closed.

Show Buttons
Hide Buttons